En el Blog

La contaminación del suelo es el deterioro de la superficie terrestre por causas generalmente vinculadas a las actividades humanas.

El uso de sustancias químicas en la tierra, ya sean sólidas, líquidas o gaseosas, dejan muchas consecuencias en el ámbito ambiental.

El 20 de diciembre de 2013 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 5 de diciembre como Día Mundial del Suelo. Esta fecha tendría el fin de promover campañas y acciones para la preservación de los suelos en el planeta.

La contaminación de los suelos afecta directamente a las plantas, los animales y la salud humana. Algunos casos se producen por la ruptura de tanques de almacenamiento subterráneo, exposición a plaguicidas, filtraciones y pozos ciegos.

Otras causas de esta situación son las actividades industriales y sus desechos tóxicos y radioactivos, tales como petróleo, solventes y metales que hacen que los suelos se transformen bajo el proceso de meteorización. También hay que señalar la carencia de sistemas dedicados a la eliminación de basura urbana y los desechos plásticos.

Además de la destrucción de ecosistemas, las principales consecuencias son la disminución de especies de plantas, con ello la cadena alimenticia se va deteriorando progresivamente; afectando a los animales.

Este fenómeno influye enormemente en las actividades agropecuarias. La infertilidad de las tierras conlleva a que no se puedan sembrar alimentos para el consumo humano.

¿Qué ocurre en México?

El Laboratorio Universitario de Geofísica Ambiental (LUGA) de la UNAM se ha encargado de analizar los suelos de 11 ciudades de México. Su estudio se ha enfocado en la presencia de metales pesados que podrían originar cáncer en la población.

Expresaron su preocupación tras determinar que en la Ciudad de México 80% de los suelos están contaminados por plomo y 90% por vanadio. Estos metales son altamente nocivos.

Regiones rurales del país han reportado pérdidas en la producción agrícola por la degradación de suelos destinados al cultivo. La infertilidad ha golpeado significativamente la producción nacional de alimentos.

Medidas preventivas

A continuación presentamos algunos hábitos que podrían adoptarse para sumar esfuerzos a la preservación de los suelos.

  • Reduce el uso de productos dañinos para el medio ambiente.

  • Reduce la cantidad de plástico que utilizas.

  • Reduce tu cantidad de basura.

  • Reduce el uso de papel.

  • Planta especies nativas y planifica tus plantaciones de modo que minimices la mala absorción del agua.

  • Riega el césped frecuentemente.

  • Reciclar, reducir, reutilizar y recoger.

  • Recicla la tecnología que ya no utilizas.

  • Haz que los contenedores de reciclaje estén disponibles y sean fáciles de acceder.

  • Recicle tus cartuchos de tinta.

Por: Limpiemos Nuestro México

Comparte:

Notas recientes


El daño de la lluvia ácida.

Jueves 11 de enero, 2018

México apuesta por la declaración para poner precio a los gases de efecto invernadero

Jueves 11 de enero, 2018

En abril de este año, estará prohibido el uso de bolsas de plástico.

Jueves 11 de enero, 2018

Se crea nuevo sistema de cultivo vertical, que gasta un 95% menos de agua.

Jueves 11 de enero, 2018